viernes, 20 de julio de 2012

Sola en la batalla

Aquí estoy entre paredes y cristales que no me escuchan
y nada pueden hacer por mí, sin un abrazo ni una caricia,
ni siquiera una sonrisa que me diga que todo va a estar bien.
Grito, pero nadie me escucha, estoy cansada de luchar,
mi alma está cansada,
está ahogada en un llanto que no parece ver el final.

Tengo tantas ilusiones hechas trizas,
tantos sueños enterrados en la arena
de mis mejores días y mis peores pesadillas.
   He aprendido a seguir sola,con la espada en alto para estar en la batalla,
y no darme por vencida ni aún vencida, como lo estoy ahora.
       Ya no sé qué hacer,
al parecer entregué mis sueños y se han ido a la basura,
hoy no he logrado recuperarlos entre
tanta malicia y tanta mentira,están perdidos esperando que algún día los encuentren aún con vida.